Campaña antigraffiti

La campaña de limpieza de graffitis sobre los Monumentos Públicos sevillanos parte de una labor de reconocimiento de los mismos, para identificar las obras afectadas por pintadas vandálicas y valorar el alcance de estos daños.

Este trabajo de análisis ha abarcado un amplio sector de la ciudad, teniendo especial importancia aquellas zonas que se convierten en escenarios de importantes acontecimientos o gozan de una relevancia turística. En este sentido, la mayor parte de los Monumentos tratados se engloban dentro del Casco Antiguo, los distritos de Triana, Sur y Macarena.

Las pintadas o graffitis constituyen el principal daño vandálico que sufren los Monumentos Público de Sevilla. Durante las sucesivas campañas de limpieza antigraffiti (desde 2009 hasta 2015) se actuó sobre un gran número de éstos, rebajando notablemente el número de bienes afectados.

La aparición de pintadas sobre las superficies de estas obras artísticas y ornamentales suponen una importante alteración en la naturaleza del mismo, distorsionando la imagen exterior y afectando gravemente a los valores artísticos y estéticos de las piezas dañadas.

Actualmente, parece que la costumbre vandálica de pintar sobre los Monumentos está cambiando. La pintura con spray, que antes era más frecuente, se está sustituyendo por el uso de tintas de carácter permanente y acrílicos. Esto se traduce en la reducción del tamaño de las pintadas, pero en un aumento considerable de su número, ya que este tipo de pintura resulta fácil de aplicar y tiene un menor coste.

antigraffiti3

antigraffiti1

antigraffiti2

antigraffiti

antigraffiti4